El doctor de Maradona fue imputado de homicidio culposo


Después de la muerte de una leyenda como Diego Armando Maradona, quien falleció el pasado 25 de noviembre, viene con ello una avalancha de información e indagaciones. Un supuesto hijo exige que su cuerpo sea exhumado para comprobar su paternidad y el pueblo exige justicia pues el doctor de cabecera del astro argentino, Leopoldo Luque, podría haber sido el culpable de su muerte por mala práctica.

Todo comenzó cuando las hijas de Maradona se quejaron en la fiscalía sobre el tratamiento médico que le dieron los últimos días. El 11 de noviembre él había sido operado del cráneo y a los pocos días fue dado de alta.

"Las hijas le reclamaron a la justicia conocer cuáles eran el tratamiento y los medicamentos que recibió Maradona en sus últimas semanas de vida, principalmente desde que apareció el hematoma subdural en la cabeza, que por recomendación de Luque, fue operado en la Clínica de Olivos.

Maradona, de 60 años, que había estado ingresado a inicios de este mes en dos centros de salud por anemia, deshidratación y un hematoma subdural por el que finalmente fue operado, murió el pasado miércoles de un paro cardíaco en una casa de las afueras de Buenos Aires", dijo el canal argentino TeleSur HD.